jueves, 6 de marzo de 2014

“PODER ANDINO” EN PUNO

Las próximas elecciones del mes de octubre deberían ser la oportunidad para que los partidos políticos y los movimientos regionales se consoliden como opciones políticas en las regiones, la oportunidad para construir alianzas y fortalecer la identidad que tuviera cada una, la oportunidad para la afirmación de liderazgos sobre la plataforma de propuestas, de modo que las elecciones no fueran sino una oportunidad para elegir programas de gobierno y no sólo a personas carismáticas o de recursos económicos persuasivos.

Lamentablemente el escenario político de las regiones parece uno muy distinto al esperado. Por lo menos así se presenta el escenario pre-electoral en la región Puno. Hacia el término de este pequeño artículo para las elecciones en Puno existían diez movimientos regionales inscritos y uno último por lograr su inscripción. No obstante ello, debemos recordar que en los anteriores comicios participaron 23 candidatos para ocupar la presidencia de la región. Los más optimistas esperan que este año se presente “sólo” 16. Con ello el escenario político post-electoral, sería tan complicado para cualquiera que fuese el ganador, como lo fue para Mauricio Rodríguez, el actual presidente de la Región, quien tuvo, sin mayor éxito, que buscar alianzas y evitar una deslegitimación que ya era previsible con un suelo electoral de solo el 15% del electorado. Los partidos políticos, que siguen funcionando bajo una lógica centralista, están prácticamente ausentes en la próxima contienda electoral, pero participan, devastando el suelo de los candidatos más fuertes.
Otro factor a tener en cuenta es el alto nivel de corrupción de las autoridades electas en el anterior proceso. En las anteriores elecciones el movimiento regional Raíces logró llevar al poder la mayor cantidad de candidatos. Lamentablemente hoy dicho movimiento se encuentra desintegrado, y sus miembros están dispersos y ubicados en otras agrupaciones o no participan más en política. Una de las principales razones de ello se haya en las graves acusaciones de corrupción que pesan sobre las autoridades electas de dicho movimiento. En Huancané ya van cuatro alcaldes revocados, y algunos con prisión preventiva por delitos de corrupción. Lo  mismo ocurre con el alcalde de Pilcuyo que ha sido reemplazado por el primer Regidor dado que se encuentra con orden de detención preventiva. El alcalde de Juliaca se encuentra profundamente afectado políticamente por acusaciones que le han llevado a tener una sentencia condenatoria, la cual ha sido apelada y por lo cual tanto él como el alcalde de Puno, que tiene semejante problema judicial, pueden postular para ocupar el cargo de Presidente de la Región Puno. Y la lista de autoridades acusadas de corrupción, perseguidas por la justicia, o incluso, en cárcel, sigue y es larga. Esta condición vulnera la ya frágil institucionalidad de los movimientos regionales y de alguna manera termina deslegitimándolos.

En este escenario, son los mineros ilegales, informales y los recientemente formalizados, quienes tendrán las mayores ventajas para poder ordenar el terreno político de acuerdo a su propia agenda. Ha ocurrido con Francisco Ccama Layme, quien es actual congresista de la República por Puno, y que cuando llegó al poder a pesar de tener denuncias penales por contaminar el río Ramis logró integrar la comisión de Energía y Minas como miembro titular, en abierto conflicto de intereses. Ahora “Poder Andino”, al que Ccama Layme al parecer se halla ligado,  agrupa a algunos mineros éxitos de la zona en torno a la figura de Alexander Flores Pari; mineros que ahora son de éxito pero que fraguaron sus fortunas de modo ilegal y que responden a los intereses de los ilegales y no formalizados; seguramente no serán los únicos en buscar el poder en esa misma dinámica que vincula la informalidad e ilegalidad con la política. Ahí donde es frágil la comunidad política, se halla dividida, dispersa o entregada a luchas intestinas, se impone el peso pragmático del poder económico que en el caso de Puno, provendría de la minería, del contrabando y, por qué no, del narcotráfico. 

(Fuente de la foto: Periódico los Andes, de Puno. Juramenta comité de campaña de Poder Andino en Juliaca. 22, feb, 2014)
http://www.losandes.com.pe/Regional/20140222/78585.html

No hay comentarios: